La Tipa de Crucero

de-crucero

¡Hola Amigos! Pueden creer que casi se va a cumplir un año de este viaje y aun no les había contado mi experiencia. Sí, lo sé, es una locura venir a hablar de este viaje casi un año después, pero creo que nunca es tarde para contar historias. Esta vez me fui en un crucero por el caribe con gran parte de mi familia. Este viaje lo titulamos: “De viaje con Mamata”. Mamata es mi abuela, le decimos así de cariño. Mamata siempre soñó irse con sus nietos en un crucero, así que cuando las posibilidades económicas lo permitieron, nos fuimos con Mamata de crucero por el caribe. Pero esto no termina aquí, el crucero no era un crucero común y corriente, la fecha lo convertía en un evento muy especial: ¡Un crucero por el caribe en año nuevo! Solo la idea de ir en crucero es emocionante, ahora imagínense la emoción de esperar el año en medio del mar. Aquí les hago un resumen de mi experiencia día tras día.

img_2605

Día 1 (28 de diciembre de 2015)

Partimos desde el puerto de La Romana, Rep. Dom., en un barco de la naviera Costa: ¡El Costa Favolosa! Un barco con 1.508 camarotes, 5 restaurantes, 13 bares, spa, gimnasio, 5 jacuzzis, 4 piscinas, pista polideportiva, circuito de jogging al aire libre, cine 4D, casino, simulador de grand prix, pantalla gigante al aire libre, biblioteca, teatro de tres pisos, discoteca, tobogán acuático, punto de internet, centro comercial, club infantil y 400 obras de arte originales y más de 6000 réplicas expuestas en unos ambientes inspirados en la “belleza” como “arquetipo”, dedicadas a magníficos lugares y obras mundiales. En pocas palabras, una pequeña ciudad flotante.

aerea-costa-favolosa-popa

Día 2 (29 de diciembre de 2015)

La primera isla que visitamos fue la Isla Catalina, un paraíso de aguas cristalinas. Como en la isla no existe un puerto adecuado para un barco de gran tamaño, la única forma de llegar a la isla es tomar un barco más pequeño que te lleva hasta allá, es como un pequeño taxi acuático. En la isla, el crucero tiene preparado para sus huéspedes una fiesta de playa maravillosa, con parrillada, música, entretenimiento y bebidas. Aunque créanme que no se necesita mucho cuando tienes a tus pies las hermosas aguas cristalinas de la Isla Catalina.

img_2608

Día 3 (30 de diciembre de 2015)

Este día llegamos a St. Kitts, una hermosa isla en forma de volcán, con mucha vegetación y montañas bordeadas de playa. El nombre oficial del país es Saint Kitts and Nevis y lo componen dos islas, pero en esta ocasión solo estuve en St. Kitts. Un dato curiosos es que este el país más pequeño del continente americano, tanto en tamaño como en población, pero a pesar de esto, cuenta con varias medallas mundiales en atletismo, por lo que teniendo en cuenta la población de este país, el índice de campeones mundiales per cápita es uno de los más altos del mundo. Tuvimos la oportunidad de ver los lugares más importantes de la isla y recorrerla en poco tiempo, para divertirnos, pasamos un rato en Carambola Beach Club, un club de playa con una vista espectacular. De camino al puerto nos detuvimos en el lugar donde se encuentran el Océano Atlántico y el Mar Caribe, una maravilla que deja admirado a cualquiera.

img_2620img_2728img_2634fullsizeoutput_8b3img_2729

Un dato gracioso sobre mi visita en esta isla, es que como comelones al fin, algunos de mis primos y yo decidimos pararnos a comer en un KFC que quedaba cerca del puerto. Por estar de comelones se nos hizo tarde y el barco comenzó a dar aviso de que iba a zarpar, cuando escuchamos la bocina, tuvimos que correr como dos kilómetros hasta el barco para que no nos dejara en la isla. Pero, ¿qué les digo algo?, para la gente como nosotros la comida siempre será más importante, ¡jajajajaja!, así que no so arrepentimos de nada.

img_2651

Día 4 (31 de diciembre de 2015)

Hoy desembarcamos en Antigua y Barbuda, que es también un conglomerado de islas, pero en esta ocasión solo estuve en Antigua. Y sin mentirles, es una de las islas con las playas mas hermosas que he visto. Si pudiera comprar alguna playa con las de mi país, serían las de esta isla, con el agua de un azul turquesa de sueño y hermosa arena blanca. Un dato curioso sobre esta isla es que por sus largas sequías y por la calidad de su tierra, no poseen mucha tierra cultivable, por lo que la mayoría de sus alimentos son importados. Los pocos alimentos que cultivan no tienen gran tamaño y tienen formas bastante graciosas, aquí como prueba les muestro esta piña.

img_2662 img_2663 img_2665 img_2652

Este día embarcamos temprano, ya que sería la celebración de año nuevo en el crucero. Y les confieso que ha sido una de las celebraciones más espectaculares de año nuevo que he vivido. Desde tempranas horas de la noche comenzó la música en vivo, imagínense una fiesta al aire libre en el medio del mar. Ese día el mar estuvo a nuestro favor, ya que el barco no se movió mucho y esto nos permitió bailar toda la noche. Así que recibimos en 2016 con música, alegría, fiesta y diversión, pero lo más importante: con Mamata y en familia.

img_2696img_2709img_2699img_2727img_2681img_2682img_2698

Día 5 (1 de Enero de 2016)

Como pueden imaginarse, la fiesta de año nuevo fue tan larga, que era lógico que nos levantáramos tarde. Ese día desembarcamos en Martinica, esta isla es un departamentos de ultramar de la República Francesa. Ese día, al salir del barco comenzó a llover mucho en la ciudad y por comodidad decidimos quedarnos en el barco. La mayoría ya conocíamos la isla porque habíamos ido en cruceros anteriores, así que no nos molestó tomarnos el día de descanso en el barco.

img_2707

fullsizeoutput_7c1

Día 6 (2 de Enero de 2016)

Este día nos recibe la isla de Guadalupe, esta isla también es un departamentos de ultramar de la República Francesa, por lo que tuve que practicar mi francés en muchas ocasiones. Desembarcamos en Pointe-à-Pitre y para mi sorpresa es una ciudad bastante dinámica, a diferencia de las otras islas. Desde el barco tomamos una calle que nos llevó directamente a un mercado, donde entre especias, jabones artesanales, remedios, sombreros y tambores, nos adentramos en la cultura de la isla. No hay dudas de que los caribeños llevamos el ritmo por dentro y confieso que quedé enamorada de la música típica de Guadalupe el Gwo ka.

img_2712

img_2734 fullsizeoutput_7bf img_2719 img_2717 img_2725 img_2724 img_2723 img_2722 img_2736 img_2735img_2721

Luego de un recorrido por los puntos más destacados de la ciudad, decidimos tomar un taxi hasta la playa de Sainte-Anne, una de las más famosas y concurridas. Allí pasamos una tarde entretenida comiendo churros. Sí, churros, en la playa venden churros y la gente solo nos veía con cara de locos porque compramos 100 churros, pero para que no piensen mal, les cuento que los churros eran baratos y pequeños y nosotros muchos y comelones, ¡jajajajaja!.

img_2740 img_2742

Día 7 (3 de Enero de 2016)

Hoy llegamos a una de las islas más hermosas St. Maarten está isla está dividida en dos: la parte norte pertenece a la República Francesa, mientras que la parte sur corresponde a Sint Maarten, un país autónomo que forma parte del Reino de los Países Bajos. Todo el que va en crucero a St. Maarten y desembarca en Philipsburg, se hace una foto en su famoso letrero. Esta isla también es conocida por sus tiendas, pero como no todos querían comprar, decidimos dividirnos. Por suerte encontramos un guía dominicano y en seguida nos sentimos en confianza (como dominicanos al fin). Primero fuimos a Maho Beach, uno de los lugares más emblemáticos de St. Maarten, esta es la playa donde muy cerca aterrizan los aviones. A decir verdad, esta experiencia es espectacular y llena la sangre de adrenalina, allí estuvimos hasta que todos nos tomamos nuestra foto con un avión en la cabeza, y hasta que fuimos arrastrados por las turbinas de un avión al momento de despegar. De ahí fuimos al Blue Mall de St. Maarten por recomendación de nuestro guía, allí comimos como locos y se nos fueron las horas. Al final del día nos pasó casi lo mismo que en St. Kitts, el barco casi nos deja. Incomunicados y sin saber si el otro grupo ya había subido al barco, llegamos a tiempo antes de que cerraran las puertas.

img_2761img_2780 img_2791img_2779img_2775 img_2771

img_2768img_2770

img_2784

Día 8 (4 de Enero de 2016)

Este día me recibe mi amada Quisqueya. Al fin estoy casi en mi casa. Lo más hermoso de este día fue que casi al momento de llegar, el capitán no informa que salgamos a cubierta porque habían delfines rodeando el barco. Y como final de película, y de unas  vacaciones espectaculares, estos delfines nos custodiaron hasta el puerto donde debíamos desembarcar.

img_2612

Creo que no hay dudas de que el caribe es un pedazo de paraíso en la tierra. Los que tenemos la dicha de ser de estas tierras llevamos dentro el ritmo y la pasión que heredamos de nuestros ancestros los taínos y los africanos. La aguas cristalinas son nuestra fuente de vida y navegar es algo que sin dudas nos cambia la forma de ver la vida.

Con cariño, La Tipa.

img_2596

 

Anuncios

Autor: soniacastillo25

Hola Soy So! La Tipa! Cuando escribo vivo. Me podrás encontrar entre lápiz y papel, té, libros un avión y mi mat de yoga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s