La gata que me eligió

la-gata

No les miento cuando les digo que de todo puedo sacar una reflexión. Hoy me sucedió algo curioso, y saben lo mucho que disfruto compartir estas ocurrencias. Si me siguen en las redes sociales, es probable que conozcan a la gatita que va a visitarme. Mi historia con los gatos es bastante curiosa, mi mamá me cuenta que cuando pequeña tuve una etapa en la que estaba obsesionada con los gatos. Luego esta obsesión fue pasando y terminó convirtiéndose en terror, cuando a la edad de 10 años una gata recién parida me atacó de la nada; según su dueña se sintió amenazada. Como muchas cosas en la vida, su ataque no requirió mucha explicación, pero si recuerdo que a partir de ahí comencé a ver a los gatos como seres malignos y mi miedo hacia ellos era exagerado. Han pasado 15 años de este evento y la historia ha dado un giro de 180 grados.

Resulta que a mi vida llegó una gata a quien no elegí, creo que ella me eligió a mi. Con pasitos tímidos se acercó un día que estaba sentada en la terraza. Mi reacción lógica fue espantarla, para mi los gatos eran mis enemigos mortales, pero por el contrario, ella se acerca y roza mi pierna en señal de cariño al unísono de un ronroneo. Me quedo paralizada del susto y ella vuelve a acariciarme. Mi solución final fue irme del lugar y dejarle el espacio. Luego, noche tras noche la gatita aparecía y la historia se repetía, hasta que un día me animé y la acaricié. Les juro que no sabía lo suave que era su pelaje y lo hermosos que eran sus ojos. Ese día le di un poco de leche porque parecía hambrienta. A partir de ese día comenzó una amistad bastante peculiar entre esta gatita y yo. Como venía todas las noches supuse que estaba perdida, por eso todos los días buscaba en las redes sociales avisos de animales perdidos, pero nunca encontraba una foto de ella.

Siendo una completa ignorante en cuestiones de gatos, comencé a leer artículos muy curiosos en internet, y descubrí que los gatos aunque son animales independientes, la mayoría de las veces tienden a elegir a quien querer, y aunque pueda sonar loco, la mayoría de los dueños de gatos aseguran que ellos no eligieron a sus gatos, sino que fueron sus gatos que los eligieron a ellos. En internet también descubrí que según las creencias antiguas, los gatos son seres especiales que pueden hasta transmutar las energías negativas y promover cambios energéticos, y se supone que cuando llegan a un lugar es con una misión. La verdad es que en internet se encuentra de todo, y todos los días se aprende algo nuevo. Al menos yo, me conformo con sus ronroneos y sus juegos, con la forma tan graciosa en la que me sigue a todos lados, y con su curioso comportamiento de subirse en la cabecera del mueble cuando estoy escribiendo. Lo único que si les podría asegurar, es que nuestra nueva amistad me hacía sentir muy especial, y mi mayor miedo era que su verdadero dueño apareciera, la reclamara, y ella pasara a ser solo una historia más en mi vida.

img_6256

Resulta que hoy fue ese día, finalmente su dueño apareció. Un señor se detiene y pregunta si la gata viene por aquí con regularidad, yo le digo que si, que se pasa parte de la tarde y toda la noche aquí. El me informa que es su dueño y me pregunta si le estoy dando comida. Le confieso que si y en ese momento se me enfrió el corazón, pensé que no la volvería a ver. El se acercó para acariciarla y la llamó Lola. Luego me miró y me dijo que al parecer ella no se siente a gusto en su casa, que si vuelve le haga el favor de darle comida si no es mucha molestia para mi. Y yo solo respondí: OK, y el señor se fue.

En ese momento miré a Lola (a quien finalmente llamé por su nombre) y ella vino a acariciarme de nuevo. Creo que en ese momento los tres nos dimos cuenta de algo: Lola tenía nueva casa, Sonia tenía nueva mascota y el señor supo que su gata estaba en un lugar mejor. Hoy, a fin la observo con más tranquilidad, y creo que al fin de cuentas Lola si vino a mi casa con una misión, y fue enseñarme lo siguiente:

  1. Que uno te haya lastimado no significa que todos te harán lo mismo.

  2. Si no estas a gusto en un lugar, simplemente vete y encuentra uno mejor.

  3. Quien de verdad te quiere no te retiene a la fuerza, simplemente te deja ir para que seas feliz.

Y aquí estamos las dos, en el mismo lugar en que nos conocimos hace aproximadamente un mes. Yo escribiendo esta reflexión y Lola jugando con mi pelo. A ciencia cierta no se si algún día simplemente se irá, siento que ella es un alma libre y se que en cualquier momento puede buscar otro lugar, pero lo que si puedo asegurarles es que mientras ella quiera, aquí tendrá una humana agradecida de haber sido elegida por ella.

Con cariño,

La Tipa… y Lola.

img_6412

Anuncios

Autor: soniacastillo25

Hola Soy So! La Tipa! Cuando escribo vivo. Me podrás encontrar entre lápiz y papel, té, libros un avión y mi mat de yoga.

One thought

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s