Reflexión de Agosto: aprende a apagar el flash

reflexion agosto

Y pensar que hoy en día, todos podemos crear historias. Antes de que existieran los teléfonos inteligentes, crear historias era una tarea de los escritores y artistas. Pero resulta que hoy, gracias a la invención de los “mentirosos” -como mamata (mi abuela) llama a los celulares, porque dice ella se dicen muchas mentiras a través de ellos- todos tenemos la oportunidad de crear un mundo de fantasías. Mundo este donde podemos ser Romeo y Julieta, Alicia en el País de las Maravillas y hasta Peter Pan. Pero ¿qué sucede cuando el flash se apaga y debes continuar con tu vida?

Las redes sociales aunque han sido cuna de reencuentros y plataforma donde las personas compartes su día a día, también se ha convertido en escenario de competencia y fuente de narcisismo. La red social es el lugar donde cada cual muestra su imagen, y aunque algunos muestran lo que son sin trucos de cámara, otros muestran lo que quieren hacer creer, mostrando una imagen ideal. y aunque muchos afirmen que lo que se ve en la pantalla es su realidad, no hay que ser experto para reconocer una personalidad narcisista, esa que tiene la necesidad excesiva de ser el centro de atención y obtener los halagos de sus seguidores.

Pero al final ¿qué ocurre detrás de esa pantalla? Es probable que haya una mujer que de niña no tuvo todo lo que quiso y ahora llena ese vacío material con las banalidades que ha obtenido. O un hombre que fue un niño con déficit de atención y así logra llenar las heridas del pasado. O un adolescente del que se burlaron por su aspecto físico y hoy tiene un cuerpo envidiable. No soy experta en estos temas, pero el sentido común me hace llegar a esa conclusión.

Cuando publicas todo en las redes sociales ¿te has dado cuenta de lo mucho que pierdes al mirar las cosas por la pantalla de tu celular en vez de vivirlas? Y es cierto que esa imagen que grabas durará en tus recuerdos para siempre, pero es probable que no recuerdes como se siente de verdad. Porque te aseguro que mientras grabas los primeros pasos de tu hijo/a, estas enfocada en que el video quede perfecto, en que el niño/a camine hacia ti y que los muebles no se vean feos; en vez de ver con tus propios ojos la alegría que brota de los ojos de tu princesa cuando se siente capaz de caminar sin sostenerse, esa alegría que da el haber logrado algo que lleva intentando por meses, ella quiere correr a los brazos de papá y no al flash del celular.

Por eso te invito a que aprenda a apagar el flash. Atrévete a dejar el celular a un lado, permítete disfrutar del momento, date la oportunidad de experimentar los colores, los olores, las sensaciones. Vive el presente y crea recuerdos en tu memoria. Y lo más importante apaga el flash y vive.

Con cariño, La Tipa.

Anuncios

Autor: soniacastillo25

Hola Soy So! La Tipa! Cuando escribo vivo. Me podrás encontrar entre lápiz y papel, té, libros un avión y mi mat de yoga.

One thought

  1. Muy buena reflexión. Yo la practico al punto que me doy cuenta que no tome fotos luego de pasado un evento o reunión especial. Ahora sí no hay foto no pasó y la gente no vive por andar pendiente de salir bien o de captar los detalles que pueden recibir más halagos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s