Harambe

Con la triste noticia del sacrificio de Harambe -el gorila que hace unos días ni sabíamos que existía- me animo a confesarles algunas cosas. Yo soy de las que creo que la vida de un ser humano siempre será más importante que la vida de un animal. Y esto lo dice una persona que toda la vida ha sido débil con los animales. Por mis manos han pasado desde estrellas de mar, hasta ciguas palmeras y todas han sido curadas, cuidadas y devueltas a su hábitat natural, el verdadero lugar donde deben estar.

Harambe, como muchos de los animales que se encuentran en cientos de zoológicos a nivel mundial, es un animal salvaje. Por más cariño y buenos tratos que se le de (aunque algunos activistas digan lo contrario), seguirá arraigado en él ese instinto animal, que es irracional desde la óptica del ser humano. Porque para un animal salvaje, lo más racional es arrastrar por el agua sin ningún cuidado a ese “juguete” que cayó en su hábitat, y que tristemente, fue solo un niño de tres años.

 Y aunque les confieso que a primera vista me impactó y me dolió saber que el gorila fue ultimado, no es menos cierto, que luego de ver los audiovisuales entendí la decisión tomada. Muchos critican duramente a la madre, pero esos que la critican pareciera que nunca han conocido a un niño de tres años; esos enanitos en un abrir y cerrar de ojos pueden hasta desaparecer a la vista de todos, y reaparecer en el planeta más cercano ¿O es que a ninguno de ustedes un niño se les ha salido de control en algún momento?

En momentos de emergencia las decisiones deben tomarse en cuestión de segundos y tratar de alargar la situación ofreciéndole al gorila golosinas o disparándole tranquilizantes, sería simplemente poner en peligro la vida de un niño. Recuerden amigos, un gorila siempre será un gorila, una madre sin importar las circunstancias siempre será una madre, y un niño simplemente es un niño. Analicen desde esta perspectiva este dilema tan horrible.

Con cariño,

La tipa.

8

Anuncios

Autor: soniacastillo25

Hola Soy So! La Tipa! Cuando escribo vivo. Me podrás encontrar entre lápiz y papel, té, libros un avión y mi mat de yoga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s