Amados hijos (homenaje a las madres de siria)

-¡Hola Aylan! ¡Hola Galib! Los recibe un ángel con los brazos abiertos. Su madre me dijo que los recibiera aquí hoy.

El ángel abre una puesta enorme y los conduce por un pasillo. En el fondo hay un gran letrero color oro que dice: “Guardería de Ángeles”

Les leeré una carta enviada por su madre:

Amados hijos:

Bienvenidos a este lugar donde podrán ser niños por siempre.

Donde no hay bombas, no hay miedo, no hay dolor.

Donde nunca pasarán hambre porque los árboles rebosan de frutos.

Donde nunca sentirán frío, porque el sol brilla fuerte.

Donde no escucharán explosiones, porque aquí todo es paz.

Bienvenidos a este lugar donde pueden salir a la calle a jugar.

Donde su madre ya no llorará de desesperación al saber que puede perderlos.

Donde su padre no tendrá que pelear en busca de pan.

Y donde ustedes tendrán todos los juguetes que puedan desear.

Se que les faltaron muchas cosas por hacer, muchas cosas por aprender, muchos caramelos por comer y muchos cuadernos por dibujar. La verdad es que desearía retroceder el tiempo y tomarlos entre mis brazos para que no vivieran lo que vivieron jamás. Pero el destino decidió que llevaran un mensaje.

Aylan, ahora duermes plácidamente entre mis brazos, sin ningún miedo ni dolor. La verdad es que eres un pequeño hermoso, aun siento tus manos frías y tu pelo húmedo, llevas puesta la misma camisa roja y ese pantaloncito azul corto. Puedo ver en tu rostro impresa la tristeza, pero es imposible ver también la inocencia. Gailb, se que eres pequeño aun, pero dejo en tus manos el cuidado de ambos, recuerda cepillarte los dientes y comer vegetales, siempre serás mi primer amor.

Ahora te arrullaré en esta cama calientita junto a tu hermano hasta que llegue el día en que podamos encontrarnos de nuevo. Estamos en lugares distintos porque los niños merecen un lugar mejor, su inocencia nos les permite conocer el pecado, mas nosotros los adultos somos como viles pecadores. Por eso están en este hermoso lugar.

No traten de buscar culpables, al final no vale de nada señalar, porque las quejas no volverán el tiempo atrás. Recuerden siempre dar las gracias, sonreír, y no olviden a mamá. Se que algún día nos volveremos a encontrar.

Con amor,

Mama.

11046515_451906458313577_2951771965190059460_n

Nota del autor: Con todo el respeto que merecen las víctimas, he decidido ponerme en el lugar de su madre y pensar como ella. Esta mujer siria junto a su esposo, escapaban de su hogar con el motivo de salvar la vida de sus hijos, y aunque el final no fue el esperado, creo que merecen respeto y reconocer que lo sucedido no fue su culpa, mas bien el destino les tenia preparado este final para que tu y yo entendiéramos que las guerras no son la salida. Ellos pudieron sobrevivir a las bombas, pero no soportaron la furia incontrolable del mar.

Que descanse en paz las víctimas de esta guerra sin sentido.

Con cariño,

La Tipa.

Anuncios

Autor: soniacastillo25

Hola Soy So! La Tipa! Cuando escribo vivo. Me podrás encontrar entre lápiz y papel, té, libros un avión y mi mat de yoga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s