La Mujer Que Anda A Mi Lado

En una intensa tarde de verano, con el sol tostándoles las mejillas y la brisa azotando su cabellera, un pequeño niño llega al encuentro con una mujer y le pregunta:

 -¡Hola! ¿Quién es esa mujer que anda a tu lado?

 A lo que la mujer respondió: -Ella es mi mejor amiga.

 El pequeño niño sin entender cuestiona de nuevo a la mujer diciendo -¿Y cómo es eso de tener una mejor amiga?

 La mujer contesta: -¡Es algo mágico! ¿Quieres que te cuente?

 -Si, por favor, comienza desde el principio.

 -Bueno, no recuerdo el momento exacto en que pasó, pero se con certeza que me encontraba en una carrera y ese día llegué a la meta en primer lugar. Hace muchos años que mi amiga estaba esperando con los brazos abiertos a un ganador pero nunca sucedía, y ese día al llegar a la meta nos fundimos en un abrazo de alegría y allí cambio la historia para siempre. Dejamos de ser dos para ser uno y desde ese día nunca nos hemos separado.

 La verdad es que fui una sorpresa para mi mejor amiga. La alegría inundo el lugar como cuando la brisa fresca entra a tu hogar en las mañanas; pero junto con la alegría llegaron también muchos miedos. Ella nunca había tenido una mejor amiga y no sabía qué hacer, pero desde adentro yo le decía: tranquila amiga lo harás bien. Todos los días pasaba algo nuevo, todos los días se maravillaba en mí, mi amiga no podía creer las cosas que podía hacer y lo mucho que esperaba de mí.

 Así nos pasamos 9 meses hasta que me presento a su familia por primera vez, que coincidencialmente era mi familia también. La verdad es que dejamos de ser una para pasar a ser dos, pero debo decir: ¡qué alegría ser dos! Al ser dos ya todo era distinto, al principio no nos podíamos separar pero con el tiempo fuimos creando independencia; ya no necesitaba a mi amiga para todo, pero mi amiga si seguía necesitándome a mí. Una frase común de mi amiga es: para mí siempre serás mi pequeña. Creo que por eso siempre está a mi lado y me toma de la mano, es que es imposible separarnos.

 Mi amiga siempre ha sido mi fan numero uno. Cuando traía un dibujo a casa, siempre decía que era el más bonito que había visto en toda su vida. Cuando tenía presentaciones de baile siempre estaba en las primeras filas levantando las manos para que mis ojos pudieran encontrarse con los de ella desde el escenario, y yo supiera que mi amiga estaba ahí para apoyarme. Cuando la adolescencia arrasó con la inocencia, mi amiga comenzó a preocuparse y decidió que ella misma me iba a mostrar el mundo, así que me tomó de la mano y me mostró ella misma todas las verdades que existían, porque entre amigas no deben existir secretos.

 Cuando necesite su abrazo corrió con los brazos abiertos a consolarme. Cuando sentí hambre me dio el último bocado de su plato sin pensarlo antes. Porque en las noches que enfermé estuvo pendiente de mi hasta que sané. Porque cada respiración mía es una respiración suya, y cada lágrima mía es una lágrima suya. Mi amiga y yo nunca nos hemos separado, la verdad es que mi amiga nunca me ha soltado.

 Cuando pienso en ella me veo a mi misma, quiero ser como ella, quiero parecerme a ella, quiero seguirla a ella. Pero por el contrario mi amiga dice que es ella la que quiere ser como yo, que es a mí a quien quiere seguir, porque aunque siempre seré su pequeña, también he sabido ser su maestra.

 En ese instante de manera abrupta el niño interrumpe diciendo: -Pero no me has dicho el nombre de tu amiga ¿Cómo se llama ella?

 En ese momento la mujer supo que iba a mostrarle uno de los mayores secretos que tenía guardado y dijo: -Algunos le dicen madre, otros le dicen mamá, pero yo le digo mami y también me gusta decirle má, pero creo que para ti está bien decirle abuela.

 – ¿Abuela? Pero yo también quiero que sea mi mejor amiga, quiero que sea mi má.

 Entre risas la mujer responde: – No seas tonto mi pequeño ¿ves todo lo que hace mi mejor amiga conmigo?

 Moviendo la cabeza el niño saca de sus labios un sí.

 -Pues ahora yo lo haré contigo. Desde hoy yo seré tu mejor amiga, yo seré tu má.

 Pero el niño aun intrigado le cuestiona: – ¿Y la abuela entonces?

 -La abuela será tu mejor amiga también, porque como ella y yo nunca nos hemos separado, siempre iremos juntos los tres de la mano.

Agradecimientos

 A mi mami,  porque me diste el mejor ejemplo, deseo cada día parecerme más a ti para cuando llegue el día en que me convierta en madre ser la segunda mejor madre del mundo, porque  tu siempre serás la primera.

Anuncios

Autor: soniacastillo25

Hola Soy So! La Tipa! Cuando escribo vivo. Me podrás encontrar entre lápiz y papel, té, libros un avión y mi mat de yoga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s